Travessera 354

Arquitectura: Miguel Rami Guix

Cliente: Privado

Ubicación: Barcelona

Área: 110 m2

Presupuesto: 110.000€

Fecha: 2017

Fotografía: Julen Esnal

La vivienda es un ático de 100 m² con diez más de terraza de un edificio de gran altura y orientación noroeste. Al ser un ático, recoge una valiosa luz del patio interior de manzana que ilumina por la mañana, pero la excesiva compartimentación de la distribución original la secuestra en pequeñas estancias.

 

Alquilada durante los últimos 30 años a múltiples y variados inquilinos, la casa es una superposición de recuerdos que necesita un nuevo comienzo para sus propietarios. Los objetivos de los clientes son crear un gran salón para el juego y el cuidado de los niños, una cocina luminosa y unos baños que recuerden al mar.

 

La estrategia principal es integrar diferentes usos en espacios más amplis y flexibles, lo que permite eliminar tabiques dejando que la ventilación y la luz natural fluyan entre las dos fachadas durante todo el día.

 

La terraza se transforma en galería mediante una balconera continua de madera, dejando fuera el ruido y la contaminación de la transitada Travessera de les Corts.